MARATÓN DE VITORIA 2015

fb

Os pasamos las crónicas de Millán y Mario.

MILLÁN.-De Vitoria os cuento que salvo el maratón le pongo un 10 a casi todo. Me lo pase bomba con Miguel y Troncha cada uno a su manera son para hacer un cómic de SuperHumor 😆 😆 😆 Tuvimos un estupendo viaje, comimos bien, y por lo que estaba en nuestra mano todo salio bien, otra es lo que estaba en nuestras piernas….

Casi recién llegados a Vitoria dejamos la maleta y nos fuimos de pintxos, la cosa pintaba bien, de cabeza al Toloño, yo con mi camiseta de MADRID amarilla sin complejos, la gente un poco sería, en el segundo sitio una morena nos invade con su sonrisa y unos gritos desde la barra, (esta no es de aquí me dije…) Efectivamente al segundo me mira y me dice yo también soy de Madrid de Carabanchel, nos pusimos a llorar de la emoción. Troncha de la risa porque estuvimos de vacile con la morena toda la comida, menudo carrete tenía la moza. Luego café, helado y a la feria del corredor 😮 😮 😮 😮

La Feria del corredor se monta en el un trastero del centro comercial con 4 voluntarios, una cajera de la Cutxa dos mesas de camping, un perchero y tres póster de Martín Fiz que es como el alcalde de Boadilla, allí no se imprime un folio, una camiseta o un díptico de depilación láser sin la cara del popular atleta 😆 😆 😆 Recogimos el dorsal, la camiseta y 5 panfletos de descuento para un DACIA, unos vaqueros LEE y unos nugget en el FriendMARTIN-KitchenFIZ de la catedral. El calor ya era preocupante, las palomas bebiendo zuritos en la plaza de la Virgen Blanca no era un buen augurio.

Luego en el Hotel luego en la cena ya estuvimos con Mario y Lili, cambiamos chascarrillos, unas risas y comentarios varios acerca del menú de 4 platos para cenar….. a mi me parece poca cena, pero bueno, estos vascos son minimalistas. Luego a a descansar que el desayuno lo servían a las 5 de la mañana, ya les dije me parecía tarde, el camarero me miro con cara de “Ahí va la hostia pues igual es verdad tu y tenemos que abrir a las 4”, luego miro a Troncha que seguía con la cara que hago yo con estos chalaos a mi edad 😯 😯 y parece que cogió la sorna 😯 😯 😯 La verdad que son serios pero no van a más, gracias a Dios porque allí todos tienen la mano como si hubieran sido pelotaris, deben tener frontón de asignatura obligatoria hasta la ESO, la virgen no me los imagino abriendo los imperdibles para el dorsal.

Miguel y yo bajamos a las 6 de la mañana y Troncha ya estaba desayunando por segunda vez, creo que disfrutaba de cada momento de soledad 😆 😆 😆

LA CARRERA: Como muchos sabéis ABANDONE, esto es lo más bajo y ruin que hay en un maratón, no estaba lesionado, ni me dio una pajara, pero abandone. Mi media era buena, por delante del globo de 3:30 rodaba en una media de 4:54 y era el kilometro 23 cuando me arrollaron un sin fin de pensamientos negativos, cansancio mental, físico también pero quedaban fuerzas seguro para otros 10km mínimo, a poco que hubiera puesto de mi parte, pero fue pasar por el hotel en el 25 y decidir que no seguía corriendo, que no me “apetecía” correr más, no me estimulaba entrar en meta salvo que hiciera un tiempazo y era evidente que ese día no era para tiempazos, la noche la pase regular del calor que hacia, y la temperatura presagiaba un maratón muy duro. Lo cierto que es no fui capaz de ofrecer ni un poco de pelea, quería acabar ya ducharme e ir a ver a mis compis entrar en meta y no lo pensé demasiado, pare el reloj en el 25 y ande al hotel… 🙁 🙁 Esta experiencia no la tenia, antes he corrido 10 maratones algunos muy duros, y muchos en peor forma seguro, pero este llego en mal momento, seguramente en una sobrecarga de objetivos en la cabeza, y esta prueba exige de una preparación COMPLETA FISICA Y MENTAL y con un mínimo de ilusión, más allá de mejorar la marca, cosa que no siendo algo que me motive a mi especialmente, en este caso habiendo corrido en los últimos 13 meses otros dos maratones, era lo único que realmente podía aportarme. No le daré más vuelta, lo comparto con vosotros para ponerme como mal ejemplo, y para insistir otra vez, esto lo hago siempre en VALORAR MUCHISIMO EL ACABAR UN MARATÖN, más allá de la marca, trabajar 4 meses y no sucumbir al dolor o la falta de fuerzas en una prueba así es lo que hace de esta prueba algo muy distinto al resto.

La comida de después, de nivel, Sagartoki te llevo en el corazón… no nos privamos de nada, el famoso huevo kider, unas croquetas, unas sardinas, Jamón de bellota, tomates de huerta y por supuesto CHULETÓN de kilo y medio, regado con caldos de montaña, creo que disfrutamos esa comida como si hubiéramos hecho podium. Como veis salvando la carrrera no ha podido ser mejor el fin de semana 😆 😆

IMG_8698 copyMARIO.- Bueno, pues ya han pasado unos días, y ya he tenido tiempo para enfriarme y poder hacer un análisis lo más racional posible de lo acontecido el pasado fin de semana en la capital alavesa.
Domingo, 6:50 am. Pilar y yo bajamos a desayunar al restaurante del hotel, donde nos reunimos con Troncha, Millán y Miguel Ángel. El hecho de ser corredor popular a tiempo parcial, sumado al hecho de provenir de una larga tradición de funcionarios hace que el desayuno sea para mí algo especialmente serio y me tomo mi tiempo para asegurarme de ir bien alimentado.
8:00 am. Después de haber optado por utilizar la camiseta de tirantes y el pantaloncito de atletismo propios de la equipación del Club, salgo a la entrada del hotel a esperar a mis compañeros. No tengo frío (mal presagio nº1).
Finalmente baja el resto de la expedición y nos dirigimos hacia el punto de salida, situado a escasos minutos caminando desde el hotel. Pilar nos hace la foto reglamentaria frente al seto de la plaza de la Virgen Blanca y vamos comentando la idea que tiene cada uno para esta carrera. Calentamos y nos situamos en el cajón. Momento en que nos encontramos a Alejandro, que había ido por libre.
8:55 am. La liebre de las 3:30 pierde su globo y éste va ascendiendo hasta desaparecer más allá de las nubes. (mal presagio nº2).
9:00 am. Suena el pistoletazo y salimos lanzados por la calle Olaguíbel. Durante los dos primeros kilómetros reina un pequeño caos, pues todos intentan buscar su ritmo. Los más rápidos del 10k se tropiezan con los más lentos del ½ y los más rápidos del ½ se tropiezan con los más lentos del maratón; Reyes Estévez se tropieza con todo el mundo.
Finalmente consigo coger mi ritmo, un ritmo con el que ir cómodo hasta el km 22 según mi plan de carrera. Me doy cuenta de que llevo justo detrás a la liebre de la 1:45 del medio maratón y decido quedarme con el grupo. Hasta aquí todo va bien, todo va demasiado bien (mal presagio nº3).
http://www.corriendovoy.com/atletismo/131375/maraton-martin-fiz-vitoria-2015
10:10 am. La temperatura sigue subiendo y los puntos de avituallamiento empiezan a parecer cada vez más lejanos entre sí. En el km 15 cae el primer gel (ya no recordaba lo difícil que es abrirlos si llevas brackets) . Poco después de pasar el 16, desvían a la gente del ½; me doy cuenta de que me he quedado solo. Mi globo se ha ido y no tengo nadie al lado. Pierdo la referencia.
10:50 am Paso por el km 23 justo en la esquina de la calle Ramón y Cajal con el paseo de la Senda, sonrío para la foto y sigo a mi ritmo. Ahora toca salir de la ciudad hacia Mendizorrotza y la zona de universidades. Es esta una zona de largas avenidas, rotondas y ninguna sombra.
El calor empieza a causar estragos, primeros síntomas de deshidratación. El segundo gel me ha dado una buena patada al estómago (mal presagio nº4).
Km 30 según voy recorriendo el boulevar de Salburua noto que voy bajando el ritmo de forma involuntaria por mucho que intento mantenerlo. En el 32, según salgo del paseo de la Iliada me veo obligado a decidir entre intentar recuperar mi ritmo y correr el riesgo de reventar o adaptarme a las circunstancias y aceptar que tengo que aflojar. Aflojo. Ya no tengo piernas, no tengo una respiración regular, no tengo forma de calmarme la sed y sinceramente, tampoco tengo muchas ganas de seguir corriendo. En el 37 me adelanta el globo de las 3:45. Ya es imposible hacer nueva mmp, por lo que decido centrarme en terminar con dignidad.
Al llegar al 39 atravieso una zona de sombra, me hidrato por última vez e intento coger un ritmo y una pose que me permitan salir en el video sin parecer un extra de The Walking Dead. Veo que me quedaba todavía algo de fuelle y además el público está muy volcado en este tramo. Km 42, la calle Dato está repleta de público y al fondo veo la meta. Un pequeño sprint y se acabó.
http://www.corriendovoy.com/atletismo/131721/maraton-martin-fiz-vitoria-2015
¿El balance? Contento por completar mi 5º maratón (el tercero en seis meses), decepcionado por el resultado y, de alguna forma, ansioso por volver a empezar. Decía el maestro Elio Guzmán que se aprende más de una derrota que de cinco victorias. Pues yo llevo ya unas cuantas 😉

One thought on “MARATÓN DE VITORIA 2015”

  1. Enhorabuena por la carrera y por las crónicas. A los dos. Habéis plasmado con precisión la épica de un maratón. Desde fuera es fácil hacer las carreras de otros de boquilla (muchos os dijimos que ibais a mejorar la marca sin problemas), pero hay que estar ahí y sufrir. Esta experiencia os hace más grandes a vosotros y a nosotros nos enorgullece por poder correr a vuestro lado. Un abrazo.

Deja un comentario